El pasado miércoles 29 de junio, los diputados y diputadas del Congreso del Estado de Michoacán avalaron el reconocimiento de los derechos humanos del embrión, con lo cual se pretende criminalizar a las mujeres que practican la interrupción del embarazo y negar el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo. Esta iniciativa, aunque inconstitucional, fue presentada por el petista Baltazar Gaona y respaldada por priístas, petistas, perredistas, panistas, verde ecologistas, y morenistas, demostrando que en Michoacán avanza una agenda ultraconservadora, elitista, machista y patriarcal desde el Congreso.

El dictamen se presenta a pesar de que el 7 de septiembre de 2021, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró la inconstitucionalidad de criminalizar el aborto de manera absoluta, así como por garantizar el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir sobre su cuerpo sin enfrentar consecuencias penales.

Esta determinación cupular muestra claramente un retroceso en la conquista de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres michoacanas, ya que violentan los derechos de autonomía y libertad reproductiva de las mujeres al establecer un precedente de tipo legal que impide la interrupción del embarazo en la primera etapa de gestación y es altamente preocupante para quienes luchamos por conquistar estos derechos y para el movimiento feminista en general, que busca la reivindicación del derecho al aborto legal, seguro y gratuito como una de las demandas principales de las mujeres michoacanas en la actualidad.

La resolución aprobada en el congreso ignora que en México la interrupción del embarazo es una práctica recurrente y que las mujeres, al verse obligadas, lo practican de forma clandestina, lo que deriva en la muerte de 1 mujer por cada 250 interrupciones. La iniciativa omite que en México una niña es abusada sexualmente cada 4 horas y que la interrupción del embarazo es una necesidad. 

Hoy nos damos cuenta que no basta con levantar la voz y protestar en las calles para buscar la reivindicación de nuestrosderechos sexuales, hoy nos damos cuenta que hace falta apropiarnos de estos espacios políticos para llevar a este terreno nuestra agenda, nuestras demandas y nuestras propuestasantipratiarcales y anticapitalistas.

Como Colectiva Feminista Las Matrioskas y como integrantes del Frente de Izquierda condenamos la decisión del congreso del estado por otorgar el reconocimiento de los supuestos derechos del embrión en el embarazo y desde la concepción, ya que violenta los derechos reproductivos de las mujeres michoacanas y con ello se da un paso atrás en el camino hacia la conquista de nuestros derechos sexuales y reproductivos.

¡Por la conquista de nuestros derechos sexuales y reproductivos!

¡Por nuestro derecho al aborto libre, seguro y gratuito!

¡Ni una muerta más!

Colectiva Feminista Las Matrioskas

Frente de Izquierda